Créditos revolventes y cómo funcionan

Compartir en:

¿Alguna vez has escuchado este término? Si no, estamos seguros que lo puedes asociar con algo negativo creado por las instituciones financieras para endeudarte. Pero la realidad es que no es así, en este artículo te explicaremos qué es un crédito revolvente y cómo funcionan. 

 

que son los créditos revolventes

 

¿Qué es un crédito revolvente?

En palabras muy simples, es un tipo de crédito que puede utilizarse de forma repetida, pues se renueva una vez que las personas realizan el pago del mismo. 

¿Cómo funciona un crédito revolvente?

Veamos la principal característica frente a un crédito tradicional; el crédito revolvente se renueva conforme a los pagos que se hacen de las disposiciones, es decir, si tienes una línea de $1,000 MXN y usas $600 MXN, significa que te quedarán $400 MXN disponibles. Una vez que pagues esos $400 MXN, tu línea de crédito se restablecerá a $1,000 MXN nuevamente.   Mientras que en un crédito simple no es posible hacer esto.

Ventajas de los créditos revolventes

  • El periodo de vida del crédito (poder usarlo más veces por mucho más tiempo) es mayor frente a los créditos tradicionales.
  • Puedes disponer la cantidad que desees de tu crédito. Sin importar si tienes una línea de crédito alta, puedes usar pequeñas cantidades de tu crédito y no habrá penalizaciones por ese uso.
  • Si realizas el pago del crédito en tiempo y forma, ya sea del total o la cantidad usada con los intereses respectivos, el crédito se renovará para que lo tengas disponible en el futuro. 
  • Otra ventaja con el crédito revolvente es que puedes disponer del dinero de manera diaria, puedes incluso retirar por cajeros, solo pagando comisiones por disposición y uso del cajero. 

Este tipo de crédito puede serte útil si necesitas un flujo continuo de capital. Por ejemplo, si tienes un negocio y necesitas hacer compras de inventario constantemente o adquisición de diversos recursos; un crédito revolvente te permite cubrir estos gastos y volver a tener liquidez para adquirir más producto cuando lo vuelvas a necesitar.

 

Solicita un crédito revolvente

 

Sin embargo, al contar con un crédito revolvente deberás de tener mucho cuidado porque si no planificas el uso del mismo, podrías caer en riesgo de que la deuda se salga de control y supere tu capacidad de pago. Eso, además de generarte intereses no deseados, repercutirá en tu historial crediticio. 

Te recomendamos que para que puedas aprovechar al máximo esta modalidad de créditos, es fundamental que los plazos de pagos se realicen en corto tiempo, por lo que si ahora, estas pensando en buscar un crédito revolvente, considera que tu negocio cuente con entradas de efectivo constante para poder cubrir el crédito que estés usando y siempre recuerda de buscar creditos para emprendedoras

En MetaFinanciera ofrecemos créditos grupales que impulsarán el crecimiento de tu negocio. Así, con nuestros créditos tu capacidad de pago no se ve comprometida ya que accedes a las mejores condiciones de pago.

También te podría interesar: 

4 ventajas de los créditos para ti y tu negocio.
Consideraciones antes de elegir un crédito

Consideraciones antes de elegir un crédito

Compartir en:

Según el INEGI, las mujeres tienen poco acceso al crédito para sus emprendimientos: solo 13 de cada 100 establecimientos obtuvieron un crédito o financiamiento. Por lo que existe el riesgo de que muchas emprendedoras caigan en créditos que lejos de ayudarlas, las estarían ahogando en tasas de intereses altísimas o con condiciones ocultas.

No te preocupes, eso no quiere decir que rechaces todas las ofertas que se te presenten. En este artículo te daremos tips y consideraciones que tienes que tomar en cuenta al momento de elegir un crédito. 

 

Consideraciones para elegir un crédito

 

Consideraciones antes de solicitar un crédito

Recuerda, cada producto financiero tiene sus propias características y deberás elegirlas de acuerdo a tus necesidades. Es fundamental que primero investigues todas las opciones de crédito y realices un comparativo con las condiciones y requisitos de cada una de ellas.

1. Visualiza tus ingresos presentes y futuros.

Analiza tus ingresos a corto y largo plazo, recuerda que un crédito es una obligación que tendrás a mediano o largo plazo en la que deberás pagar ciertos intereses en tiempo y forma para evitar comisiones de penalización. 

2. Ten ahorrado al menos 3 pagos del crédito a adquirir 

No podemos ver el futuro, pero sí podemos prever ciertas situaciones económicas. Por eso, te recomendamos tener un respaldo económico para continuar el pago del préstamo en caso de atravesar un período de tiempo en el que no tengas ingresos.

3. Los intereses del crédito

Cotiza varias opciones y evita decisiones impulsivas, analiza todos los créditos para mujeres emprendedoras disponibles en el mercado. Siempre tienes que buscar la opción financiera que te brinde la mejor tasa de interés. 

4. Plazos de un crédito

Mientras cuentes con el crédito, un porcentaje de tus ingresos se destinarán al pago del mismo. Por lo que deberás de buscar aquellos que no se excedan durante mucho tiempo para evitar pagar muchos intereses. 

5. Solicita el dinero que solamente necesitas

No olvides que todo el dinero que adquieras mediante un crédito, es dinero que tienes que devolver, por lo tanto, solo solicita lo que requieres. Mientras más dinero, más intereses por pagar.

 

Creditos para negocios

 

Ya sabes que pedir un crédito es una decisión que no puedes tomar a la ligera, y que siempre deberás de identificar las ventajas de los préstamos para ti y tu negocio, analiza cuánto es lo que realmente necesitas y por cuánto tiempo estás dispuesta en adquirir dicha deuda.

 

También te puede interesar:

Aprende más sobre los créditos revolventes y cómo funcionan.

Tipos de créditos para emprendedoras.

Créditos para mujeres emprendedoras

Compartir en:

Sabías que de acuerdo al IMCO (Instituto Mexicano para la Competitividad) una emprendedora mexicana promedio tiene entre 25 y 44 años, está casada, tiene uno o dos hijos, su nivel de escolaridad es de secundaria, y opera en la informalidad debido a tres principales razones: 

  1. El alto costo de trámites administrativos (en tiempo y dinero).
  2. La falta de acceso al financiamiento.
  3. La falta de capacitación sobre finanzas, contabilidad o desarrollo de negocios.

De esta forma, es indispensable que las mujeres emprendedoras obtengan acceso a créditos e información financiera y/o de negocios para mejorar sus condiciones económicas y fomentar su incorporación a la economía formal.

 

Créditos para negocios

 

Si ya eres una emprendedora o estás por iniciar un negocio, has llegado al lugar correcto. En este artículo te hablaremos sobre aquellos financiamientos que puedes considerar y que te ayudarán para invertir mejor en tu negocio. 

Créditos bancarios

Con el paso del tiempo, los bancos tradicionales han venido creando productos financieros enfocados para mujeres empresarias o emprendedoras que busquen tanto microcréditos como grandes financiamientos. Sin embargo, acceder a este tipo de créditos tiene algunas desventajas que muy seguramente ya has vivido, tales como:

Altos intereses 

Sabemos que nada en la vida es gratis, eso implica que hay que pagar comisiones e intereses durante la duración del crédito, pero hay ocasiones en las que pedir un crédito se vuelve un verdadero dolor de cabeza y terminas pagando mucho más de lo que solicitaste.

Garantías hipotecarías, prendarías, liquidas o mixtas. 

Los créditos bancarios pueden solicitar un aval o garantía para que te puedan prestar, lo cual suele ser engorroso y alarga la aprobación de tu crédito, por lo que se vuelve una verdadera molestia, recuerda que si buscas un crédito es porque quieres solventar una necesidad de la manera más rápida o algún imprevisto que se te haya presentado, y con este tipo de condiciones, muy seguramente no lo vas a lograr. 

Para este tipo de créditos, te solicitarán principalmente: 

  • Estar dada de alta ante el SAT.
  • Llenar el formato de solicitud en la sucursal.
  • Dejar en garantía un bien inmueble libre de gravamen o presentar un aval.
  • Documentos que acrediten el negocio.
  • Balances financieros del negocio.
  • Declaraciones anuales y parciales.
  • Identificación oficial y comprobantes de domicilio

Financiamiento colectivo o Crowdfunding

Se trata de diversas plataformas en que como emprendedora podrás encontrar inversionistas.

En este tipo de plataformas, por lo regular, se te solicitará cargar el modelo de negocios, ventajas competitivas y retornos de inversión. En este punto, tendrás que esperar a que algún inversionista desee apoyarte con un porcentaje de inversión.

Existen muchas plataformas de crowdfunding, por lo que operan de manera distinta, en algunas el inversionista decidirá cuál es el porcentaje de comisión que se te cobrará, y en otras la plataforma lo decidirá o bien, se te podría pedir algún porcentaje de participación del negocio. 

Este tipo de financiamientos suele ser muy bueno debido a la red de expertos en negocios que podrías conocer y que te ayudarán en el crecimiento de tu negocio, adicional de las cantidades que te estarían financiando.  

Tipos de créditos

Financieras grupales para emprendedoras

Son créditos pensados exclusivamente para mujeres que tienen algún negocio y que no tienen acceso a la banca tradicional. 

De esta forma puedes continuar con la operación de tu negocio y lo mejor de todo es que los trámites son muy sencillos en comparación con los bancos.

Las tasas de interés en un crédito grupal para mujeres emprendedoras varían, pero en definitiva están diseñados para ayudarte a crecer tu emprendimiento sin que te ahogues con los intereses. 

¿Cómo solicitar un crédito para ti?

En MetaFinanciera podrás encontrar el crédito grupal ideal para ti, lo único que debes de hacer es registrarte aquí y a la brevedad un asesor te brindará el acompañamiento para brindarte el mejor crédito para tu negocio. 

solicita un Créditos grupal

 

Te puede interesar:

4 ventajas de los créditos para ti y tu negocio.

Créditos revolventes y cómo funcionan

4 ventajas de los créditos para ti y tu negocio.

Compartir en:

Ya sea por una mala experiencia crediticia de tus amigos o de algún familiar, desinformación o simple renuencia, es muy normal que le tengas miedo a los créditos. No te preocupes, es normal y muchos hemos pasado por esos miedos.

De acuerdo con la Condusef, solo el 27.5% de adultos mexicanos son usuarios de créditos formales, eso implica que para el 72.5% de adultos restantes tienen cierta renuencia, desinterés o miedo a estos instrumentos financieros. 

En este artículo te ayudaremos a combatir esos temores a los créditos con: 

4 ventajas de los créditos para ti y tu negocio.

 

Ventajas de los créditos

 

Créditos rápidos:

Sabemos que muchas veces el tiempo es fundamental para aprovechar oportunidades de negocios o para seguir a flote en tiempos complicados, por eso, hoy en día, existen nuevas alternativas para acceder a préstamos rápidos y digitales sin tener que acudir a sucursales o bancas tradicionales.

Estos créditos pueden ayudarte como bien lo dijimos para una emergencia costosa o inesperada y darte la flexibilidad de pagar poco a poco.

Obtienes más clientes gracias al crédito:

Cuando el negocio va bien, a veces no eres capaz de satisfacer la demanda que hay debido a que requieres surtir con más producto tu negocio, pero no cuentas con la liquidez para hacerlo. Por eso, los créditos son tu mejor aliado para crecer tu negocio a mediano y largo plazo sin descapitalizarte.

Solicita un crédito grupal

Creas un buen historial crediticio:

Al solicitar un crédito, si cumples con todas tus obligaciones de pago en tiempo y forma hasta liquidar la deuda, obtendrás una buena calificación en tu historial crediticio.

Lo que te abrirá las puertas a nuevos créditos con una mayor cantidad de dinero o mejores tasas.

Créditos con plazos cómodos y a tu medida

Sí, el crédito se debe de adaptar a tus necesidades y no al contrario. Por ello, es importante que realices una búsqueda de aquellos créditos que se adecuen más a tus necesidades y capacidad de pago. 

Siempre tienes que identificar a los buenos créditos de los malos y te aseguramos que evitaras futuros dolores de cabeza.

Como puedes ver, los créditos pueden ser un buen aliado siempre y cuando tenga un buen uso, como para financiar ciertos recursos para tu negocio a corto plazo e ir solventando ese crédito en cuotas periódicas sin arriesgar tu capital. 

Te invitamos a conocer los créditos grupales de MetaFinanciera y olvidarte de los trámites o burocracia bancaria y acceder a créditos creados a tu medida.

Créditos para tu negocio

También te puede interesar: 

Créditos para emprendedoras

Consideraciones que debes de tomar en cuenta antes de elegir un crédito